Ocurrió en San Juan. La víctima se llama Simón Andrada, quien se recupera favorablemente en el Hospital Rawson. 


La noche del jueves pudo haber sido fatal para Simón Andrada, un joven de apenas 19 años. Mientras circulaba en bicicleta por el interior de la Villa del Sur, en Chimbas, fue atacado y gravemente herido de un balazo por una patota. El chico quedó en grave estado, aunque con el correr de los días fue mejorando lentamente y hoy está fuera de peligro. Según contó Diario de Cuyo, aparentemente el enfrentamiento se produjo por un conflicto de vieja data.

El hecho ocurrió hace cuatro días, pero la noticia se conoció en las últimas horas. El episodio pasó cerca de las 22 horas en un baldío cercano a su casa. Andrada se dirigía a encontrarse con una joven cuando, según la versión de los familiares, unos sujetos que estaban bebiendo lo increparon y comenzaron a insultarlo. Minutos antes, el mismo grupito había tenido un entredicho con el hermano del joven. “Le salieron de la oscuridad, lo acorralaron y casi lo matan“, apuntó un familiar de la víctima.

La situación se fue poniendo cada vez más violenta, al punto que uno de los sujetos sacó un arma de fuego y le disparó a Andrada a la altura del abdomen. La bala atravesó el intestino delgado, el joven caminó unos metros y cayó desplomado en la calle. Unas mujeres que caminaban por la zona corrieron a auxiliarlo e inmediatamente dieron aviso a la Policía.

Hoy el chico está fuera de peligro. En las últimas horas dejó de recibir las drogas que utilizaban para la estabilización del cerebro y el cuerpo, y se recupera favorablemente. Sobre sus atacantes no hay sospechosos identificados, aunque el padre apuntó a unos jóvenes con los que su hijo tuvo diversos problemas, algunos de vieja data.




Comentarios