Se trata del padre Walter Bustos, detenido desde hace una semana. Los hermanos de la presunta víctima lo complicaron.


El escandaloso caso de abuso sexual que involucra al sacerdote Walter Bustos sorpresivamente sumó otro capítulo. Este jueves, en el Centro ANIVI, los hermanos de la presunta víctima declararon y complicaron al cura sanjuanino, sumando dos nuevas denuncias penales en su contra. De acuerdo a lo que contó Tiempo de San Juan, en sus testimonios los jóvenes confesaron que también fueron sometidos sexualmente por el párroco y también tío cuando eran menores.

El cura de Angaco está preso en la Central de Policía desde este último viernes, después de que el fiscal Daniel Galvani solicitara de inmediato su detención. En principio está acusado de abusar sexualmente de su sobrino, hijo de su hermana, cuando tenía entre 9 y 13 años. Ahora los hermanos del menor se presentaron a prestar declaraciones testimoniales por el caso que investiga el magistrado Ricardo Grossi Graffigna y contaron que también fueron abusados por el religioso.

Ambos denunciantes son varones y mayores de edad. Testificaron este jueves en el Centro ANIVI, uno lo hizo sobre las 8.30 mientras que el otro fue cerca de las 10.30 horas. “Uno de ellos contó que una vez dormía y, cuando se despertó, encontró a su tío masturbándose al lado de la cama. El otro dijo que siempre le tocaba la cola o le masajeaba las partes pero que cuando se hizo más grande se lo empezó a sacar de encima y paró con esas acciones”, contó el papá de las tres presuntas víctimas al diario digital.

Todavía no se conoce cómo están caratuladas las denuncias en la causa, pero al menos una de ellas sería por abuso sexual y de similar tenor a la que se radicó en un principio en ANIVI, en perjuicio del menor de los hermanos. Mientras tanto el padre Bustos sigue detenido, a la espera de que sea indagado este próximo lunes en el Segundo Juzgado de Instrucción. Ahora enfrenta tres causas.






Comentarios