Esta semana se cumplió un año del femicidio de Brenda Requena Montaña, la joven de 23 años que fue asesinada por su marido en Albardón, un distrito agrícola de San Juan. Justamente el día del aniversario, la familia de la chica recibía una buena noticia: el asesino era procesado e iría a juicio.

Sin embargo, los Requena no pudieron hacer su luto en paz por la cínica broma del femicida, Diego Álvarez, en las redes sociales. Es que su hermana, Ayelén Montña, publicó un pedido de Justicia para Brenda en su perfil de Facebook y, en una actitud claramente provocadora, el asesino le puso "Me Gusta". Para evitar más burlas de Álvarez, la chica decidió borrar la publicación y volverla a subir.

Esta es la publicación de la que se burló el femicida.

Diego Álvarez está preso hace un año porque el 11 de julio de 2019. Enfermo de los celos, el sujeto persiguió a su esposa hasta el lugar donde ella se encontraría con otro hombre y la mató. Primero la tomó del pelo y la golpeó brutalmente y luego envolvió su cuerpo en cubiertas de auto y le prendió fuego para eliminar todo tipo de pruebas.

Una semana después, la Policía encontró parte de los restos de Brenda en un descampado cerca de la casa que ella compartía con su marido. Él, para despistar a los pesquisas, había dicho que su mujer lo había engañado, que la había descubierto en el acto y que ella había huído corriendo a campo traviesa, desnuda. Lo curioso del caso es que los investigadores creyeron esta versión, en un primer momento, y estuvieron buscando a la fallecida hasta en otras provincias.

Álvarez ya lleva un año preso en el Servicio Penitenciario Provincial de San Juan, procesado por el delito de homicidio doblemente agravado por alevosía y por suceder en un contexto de violencia de género.