Se trata del sacerdote Walter Bustos. El cambio en la calificación de los delitos le permitiría recuperar la libertad.


El cura sanjuanino Walter Bustos (42), quien está acusado penalmente de abusar sexualmente de dos hermanos, podría llegar en libertad a juicio. Esto se daría por un cambio de carátula en la causa. Su abogado defensor además anticipó que recurrirá a la Corte de Justicia ya que asegura que el religioso no cometió ningún delito.

De acuerdo a la publicación de Diario de Cuyo, un cambio en la calificación de los delitos le permitirá al sacerdote recuperar la libertad. Es que tras la apelación de su defensa, de abuso sexual gravemente ultrajante ahora le imputan abuso sexual simple, delito que tiene una pena de 3 años y permite la excarcelación.

Bustos está detenido desde fines de agosto, cuando en el Centro Anivi dos menores denunciaron haber sido sometidos sexualmente por él cuando tenían 9 y 13 años. En su declaración, uno de ellos señaló que una vez despertó y observó a su tío tocándose en su cama. Los psicólogos señalaron además que en una de las víctimas hubo un grave daño en la salud mental como consecuencia de los ataques sexuales.

Luego se sumó una tercera denuncia y el juez de Instrucción, Guillermo Adárvez, procesó al sacerdote por los tres casos de abuso sexual contra los hermanos. Sin embargo, al tiempo los jueces de la Sala II entendieron que el mayor de las víctimas no había sido sometido sexualmente y la denuncia quedó sin efecto. Los otros dos ataques, según el tribunal, sí existieron.




Comentarios