Unos diez chicos en conflicto con la ley provocaron caos en el Nazario Benavidez. Tuve que intervenir Infantería.


La tarde del miércoles se vio alterada en el instituto de menores de San Juan por los incendios y daños en las instalaciones que provocaron uno diez chicos. Según publicó San Juan 8, por un problema de convivencia los jóvenes en conflicto con la ley protagonizaron una revuelta y destrozaron todo el lugar. Para calmar la situación intervinieron Infantería, GERAS y personal de Bomberos, que llegó hasta el predio para sofocar las llamas.

La confrontación duró un par de horas. La Policía, el juez de turno y gente de la Dirección de Niñez tuvieron que negociar con los menores para poder controlar la situación. Finalmente todos cedieron y se entregaron de manera voluntaria. Los diez chicos fueron revisados por un médico legista y luego, trasladados a diferentes comisarías de la provincia.

Si bien aseguran que fue una pelea entre internos lo que generó el conflicto, desde el Segundo juzgado Correccional investigarán cuáles fueron las cusas y quiénes son los responsables del motín. Según el comunicado que publicó el Ministerio de Desarrollo Humano las instalaciones del Instituto Nazario Benavidez quedaron seriamente dañadas.

Los hechos son los que hablan. La casa llegó a un nivel donde no se pudieron controlar a los chicos. Lo que hay que aclarar es que, si esa responsabilidad le cabe al personal a cargo o tiene que ver con ciertas conductas de algunos chicos que escapan a las posibilidades de manejo del grupo a cargo“, señaló Marcelo Bartolomé, director de Minoridad.




Comentarios