Se trata de una mujer de San Juan que le entregó a sus pequeñas a un "amigo" suyo que las violó. Ambos van a juicio.


La Justicia sanjuanina procesó a una mujer por exhibiciones obscenas porque tuvo relaciones sexuales con hombres, adelante de sus tres hijas menores. El caso es conocido en San Juan como el de las “Hermanitas Cauceteras”, ya que se trata de dos gemelas de 7 años y otra nena de 9 que vivían en la localidad de Caucete, al este de la provincia. Las tres niñas causaron gran conmoción en julio pasado porque una vecina denunció que un amigo de su madre se las llevaba y las violaba.

Según publicó el diario Tiempo de San Juan, el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, decidió procesar a ese sujeto, conocido como el “Chingolo”, por la violación de las nenas. Sin embargo, la madre de las menores también terminó implicada porque fue ella quien le “prestó” a las nenas al “Chingolo” para que se las llevara a pasear. En Cámara Gesell, las menores relataron los abusos del sujeto y también contaron que su mamá tenía relaciones sexuales, con hombres que la venían a visitar, adelante de ellas.

Las pericias psicológicas y el informe de Cámara Gesell fueron fundamentales para que el juez decida procesar a ambos. Al “Chingolo” por abuso sexual, con prisión preventiva y a la madre por exhibiciones obsenas, sin prisión preventiva. A pesar de estar en libertad, la mujer todavía no ha sido revinculada con las menores que están bajo protección del Estado.

Fue gracias a la llamada telefónica de una vecina de las nenas, que el caso salió a la luz. La mujer denunció en la Policía que el “Chingolo” las había secuestrado y que una de las niñas le contó que eran abusadas.  De no haber sido por esa denuncia, las menores todavía pasarían tiempo con su abusador que era amigo de su madre. 




Comentarios