Ana Gil es una sanjuanina que, hace cuatro meses, perdió a su padre y sus cosas porque se le quemó la casa.


Una sanjuanina conmovió a todos en una entrega de viviendas en el departamento de Rivadavia, al oeste de la provincia cuyana. Se trata de Ana Gil, la joven mamá de dos niños que hace cuatro meses nada más había perdido todas sus pertenencias en un incendio. Además, en ese siniestro también murió su padre, mientras intentaba rescatar algunas de las pocas cosas que tenía. Ahora, el Instituto Provincial de la Vivienda de San Juan (IPV) le dio su casa en el barrio Conjunto I, ubicado en la calle Pellgrini.

Esto es posible gracias a que él nos está guiando y siempre lo tenemos. Es muy triste porque fue hace cuatro meses pero hay que seguir, tengo a mis hijos que son mi motivación”, dijo Ana a las cámaras de Canal 13, al recibir su vivienda. La mujer fue acompañada de sus dos hijos y remarcó que fue gracias a la ayuda de su familia que pudo salir adelante. Junto con Ana hubo otras 37 familias que salieron adjudicatarias del sorteo del IPV y recibieron sus llaves este lunes.

La historia de Ana tomó repercusión en los medios locales el pasado viernes 26 de abril, a las 2 de la madrugada. Una falla eléctrica inició las llamas en el techo de una vivienda del barrio Parque Rivadavia Norte donde la mujer vivía con su familia. Su papá, Roque Gil, se metió a la casa para rescatar algunas de las cosas de la joven madre y salió consciente del lugar pero ya había inhalado gases tóxicos durante demasiado tiempo. Roque falleció horas más tarde en el Hospital Marcial Quiroga y Ana, junto a otros familiares también estuvieron un tiempo internados con quemaduras leves.





Comentarios