Se confirmó a través de un chequeo médico. La joven había llegado al hospital con una recién nacida tras parir en su casa. 


Finalmente se constató la versión de la joven sanjuanina de 26 años que llegó al Hospital Rawson con una recién nacida y quedó detenida junto a su marido ante la posibilidad de que la niña sea hija de otra persona. A través de un chequeo médico, fuentes oficiales confirmaron a Tiempo de San Juan que Fiorela Eiras es la mamá de la menor.

La mujer había llegado al nosocomio capitalino con una beba entre sus brazos, señalando que se le había adelantado el parto y había dado a luz en su casa. De todos modos se trataba de un parto “programado” porque había contratado a una partera, ya que según su relato no le parecía correcto el trato de las parteras del hospital con las mujeres que iban a ser madres. Fue así que decidió tenerlo en su hogar y luego se presentó en el centro de salud para pedir la partida de nacimiento.

Sin embargo su versión no convenció del todo al personal de nosocomio, quienes decidieron dar aviso de lo sucedido al juzgado de turno, el Segundo Instrucción que tiene como juez a Pablo Flores. De esta manera tomó intervención rápidamente la Justicia y se empezó a investigar si se trataba de una beba robada. Por lo tanto decidieron que la joven pasara la noche en el hospital y su pareja, en los calabozos de la Comisaría Primera.

Recién en la tarde del martes los médicos pudieron constatar que efectivamente Eiras es la mamá de la recién nacida. Conocida la noticia, el juez le otorgó la libertad al papá del niño y también a la propia mamá. De todos modos, según fuentes oficiales, la madre pasará esta noche internada en observación hasta asegurarse de su buen estado de salud ya que sufrió una crisis de nervios por la situación que le tocó vivir.





Comentarios