La mujer tiene 28 años y se llama Fiorella Eira. Fue en el Hospital Rawson, de San Juan.


Este martes se armó tremendo escándalo en un hospital público de San Juan porque una mamá llegó, tras haber parido en su casa, y quedó detenida. Se trata de Fiorella Eira, una joven de 28 años que asegura haber decidido tener un parto domiciliario. Canal 13 de San Juan, entrevistó a la mujer en la sala de espera del Hospital Guillermo Rawson, donde quedó con custodia policial.

Según el relato de la mamá, cuando se asesoró para tener a su bebé en su casa, le dijeron que tenía que ir al hospital público para que le entreguen el certificado de nacimiento. Sin embargo, al llegar al nosocomio se encontró con una sorpresa porque desde la dependencia de salud sospecharon y mandaron a detener al padre de la criatura. A ella la dejaron demorada, con custodia policial, en el mismo nosocomio.

“He tenido a mi hija en mi casa, me dijeron que podía venir dentro de las 24 horas para hacerle los estudios a mi hija, para que todo esté bien, pero me han dejado demorada sin motivo alguno. Todavía no como nada, ella tampoco, es difícil que baje leche porque tengo que estar tranquila, no en este estado… estuve con un ataque de nervios, tenía mucho miedo de que me saquen la bebé”, dijo la mujer, llorando, ante las cámaras.

Desde  el hospital aseguran que no pueden certificar que la recién nacida es de ella y que para eso hará falta un estudio de ADN, que tiene que ser ordenado por la Justicia sanjuanina.

“Ha tenido un parto domiciliario, decidido por ella, asistido por una enfermera, pero es una persona que no era paciente del hospital, nunca se hizo atención previa allí, entonces vino, prácticamente un día y medio después a pedir que le hagan el certificado de nacimiento; en el hospital le dijeron que no podían porque no había tenido el bebé en esa maternidad”, aseguraron desde el área de prensa del hospital. Ahora la Justicia investiga y, mientras tanto, ella y el padre del bebé continúan demorados.






Comentarios