Se trata del periodista Gabriel Moyano, quien tomó esa decisión, lo contó en redes y obtuvo muchísimos comentarios positivos. 


Tiene 40 años, está casado y tiene dos hijos. Se llama Gabriel Moyano y es un periodista de San Francisco que se practicó una vasectomía, decidió contarlo en redes sociales y obtuvo una altísima respuesta positiva por parte de la gente.

Gabriel Moyano, el periodista de San Francisco que decidió practicarse una vasectomía.

La vasectomía está en la lista de los ocho anticonceptivos que recomienda el Ministerio de Salud y Desarrollo Social argentino, sin embargo según las estadísticas del 2016 aportadas por el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, en el país solo se realizaron 97 vasectomías contra las 12.976 ligaduras de trompas que se hicieron las mujeres.

Gabriel Moyano, el periodista de San Francisco que decidió practicarse una vasectomía.

“No me siento menos hombre por ya no poder procrear, me siento en paz con la decisión que tomé. Y si ayuda a que otros la tomen, bienvenido sea”, remarcó en parte de su posteo.

Así lo escribía

Te felicito” Así a secas. Creí que se había enojado por alguna cuestión de su fe católica o quizás nomas porque estaba perdiendo Boca. Luego del silencio, me lo repitió y agregó “siempre somos las mujeres las que tenemos que cargar con esas cosas”. Ahí me relajé y supe que mi vieja, con 78 años, lo había entendido todo. Fue su respuesta cuando la llamé para avisarle que al otro día me hacía la vasectomía.

Pasaron casi dos años desde que consideré por primera vez la opción. Contemplé todos los escenarios posibles y en realidad la razón es una sola. Ya no quiero tener más hijos. La vida me regaló dos hermosuras que me llenan todos los días y con ellos tengo amor de sobra.

Tengo 40 y ya no tendría energías para ser el padre que quiero ser. Mi mujer tampoco quiere y ante la pregunta obvia que me hicieron todos de por qué no se liga las trompas ella les respondía que al haber tenido dos partos naturales no hubo oportunidad. Pero la respuesta real se parece más a lo que me dijo mi vieja.

Es quizás una decisión feminista, vaya a saber. Pero yo pude decidir y hay muchas chicas y mujeres que no tienen ese privilegio, ni siquiera las dejan cuando son violadas y apenas llevan más de una década de vida en este mundo. Así que mirá si no me voy a aguantar un poco de dolor de huevos y un par de cargadas.

No me siento menos hombre por ya no poder procrear, me siento en paz con la decisión que tomé. Y si ayuda a que otros la tomen, bienvenido sea. Salud, con mucho hielo por favor.






Comentarios