Desde el inicio del aislamiento obligatorio y mientras se fue flexibilizando la actividad de diferentes rubros económicos, los cines permanecieron siempre cerrados. En los últimos días, el Gobierno nacional autorizó un protocolo para la reapertura de las salas, aunque todavía faltan permisos. En este nuevo contexto, trabajadores de los cines locales realizaron una protesta bajo la consigna: “Queremos cines ya”.

Telma Gómez, del Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público y Afines, explicó que en Salta hay alrededor de 50 trabajadores del cine multipantalla (Hoyts, CineMark) y los cines tradicionales como el Ópera y Rex afectados por el cierre total de la actividad. “Hace 10 meses que los empleados están sin poder trabajar y cobrando el 75% de su salario, que es el sueldo básico. Hay chicos que están cobrando entre 6 y 8 mil pesos mensuales con el ATP y con eso no pueden mantener sus familias”, dijo a El Tribuno.

Los trabajadores ven con positivismo la aprobación del protocolo nacional porque consideran que las empresas ya no tendrán excusas para no pagarles la totalidad de su sueldo. “Ahora nosotros esperamos el visto bueno del Gobierno nacional, ya sea para que habilite a todas las provincias para que reabran los cines o que por lo menos que deje en manos de cada provincia según su situación la decisión de si reabre o no”, opinó Gómez.