Tras las dos primeras jornadas del juicio contra los padres de la criatura, los médicos testificaron que las lesiones eran signos inequívocos de maltrato infantil.


Pablo Paz, fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas y representante del Ministerio Público en la Sala VI del Tribunal de Juicios, citó como testigos a médicos del sector público y privado que atendieron al pequeño en distintas circunstancias, en la audiencia de debate contra Luciano Leandro Gonzálbez y Mariana del Rosario Román, acusados de tentativa de homicidio calificado por el vínculo en perjuicio del hijo de ambos.

Los profesionales de la medicina coincidieron en señalar que las lesiones, con distinto tiempo de evolución, que presentaba el pequeño, eran inequívocamente resultado de maltrato infantil.

Uno de los médicos que examinó al bebé, experto en diagnóstico por imágenes, constató que presentaba numerosas fracturas a lo largo de su corta vida, y su testimonio fue clave en la audiencia.

Quien reportó en primera instancia los abusos fue una profesional del Hospital Publico Materno Infantil, en noviembre del año pasado. Al momento el infante contaba con poco más de un mes de vida.






Comentarios