La historia de superación personal de una mujer que olvidó quien era.


Testigo del famoso fiasco mediático en el certamen de Miss Universo 2015, en el que se coronó a la Miss equivocada, Claudia Barrionuevo (26) fue la primera Miss Argentina salteña de la historia, y es oriunda de el municipio de El Carril, a 34 km de la capital de Salta.

Claudia Barrionuevo para una campaña de joyería en la India. (Web)

Meses después de competir por ser la mujer más bella del universo, Claudia no volvería a ser la misma: perdió todos sus recuerdos a causa de un episodio de amnesia disociativa.

Esta condición se caracteriza por la pérdida de la capacidad de recuperar los recuerdos sin que haya un daño neurológico aparente.

En diálogo con El Tribuno, la modelo contó que el 16 de noviembre de 2016, en el curso de un entrenamiento, le bajó la presión y se desmayó. Al caer golpeó fuertemente su cabeza contra un zócalo y al despertar, ya no reconoció nada ni a nadie.

“Fue terrible porque tuve una pérdida de todo. Quedé desmemoriada completamente. Es subreal lo que me pasó y no se lo deseo ni a mi peor enemigo”, cuenta la ex Miss Argentina, que hoy se encuentra recuperada.

Claudia Barrionuevo. (Revista Gente y Web)

“Al no saber quién sos, tampoco sabés qué propósito tenés en esta vida… ni para más tarde, mucho menos para mañana ni para ningún día. Es igual a que te saquen de donde estás, te lleven a cualquier casa, te metan allí y te digan: ‘Tu nombre es este y esta es tu familia’, pero vos no sabés quién sos. No podés ni empezar a recordar porque ni siquiera sabés cuál es tu nombre. Hoy no tengo explicación para decir ni cómo pasó, ni por qué me pasó”, agregó.

Barrionuevo indicó que se mantuvo prácticamente encerrada en El Carril por un año después del episodio, en compañía de sus familiares más cercanos y su novio.

“Me decían que era modelo y me mostraban fotos y videos. Yo veía a las candidatas de la gala de Miss Universo y decía: ‘¿Pero cuál de estas soy?’. Fue todo un proceso reconocerme yo, sentirme yo y poder avanzar”, recuerda Claudia.

La modelo cuenta que en aquella época casi no dormía por que le costaba distinguir los sueños de los recuerdos. En parte siente que el quedarse despierta intentando recordar fue una de las cosas que la ayudó a regresar.

La modelo en el certamen de Miss Universo 2015. (Web)

La pérdida de memoria de Claudia fue dura para sus familiaries, a quienes no podía reconocer, y también para su novio, a quien había olvidado por completo. “Al principio no lo recordaba. Me visitaba como un amigo y lo trataba como a cualquiera, aunque veía fotos y sabía que era verdad lo que él me decía. Inconscientemente tenía por él una cuestión de afecto y cuando recordé surgió de nuevo el sentimiento. Pero al principio a él le molestaba que le dijera: ‘Yo no me acuerdo de vos’”, cuenta la carrileña.

La modelo cuenta que un día, sin previo aviso, comenzó a recordar a una compañerita de la primaria, cosa que le resulta difícil de explicar.

“Supe que había empezado a recordar, porque me vi hablando de ella. Salí adelante en menos de un año, bastante bien y rápido. Empecé a ocuparme de mi vida y de mis cosas para poder salir adelante. Siempre pienso que si uno se ocupa todo mejora”, dice.

Finalmente los recuerdos comenzaron a volver y Claudia Barrionuevo pudo empezar a reconstruir su carrera, que había quedado anclada en Miss Argentina 2015, de modo que después de entrar en contacto con los profesionales del mundo de la moda y el modelaje, decidió irse a la India a probar suerte.

“Quería irme lejos y estar tranquila conmigo y trabajar. Allá (por India) solo tuve tiempo de pensar en el trabajo y no en otras cosas”, manifestó Claudia. De modo que vivió en la india desde octubre de 2017 a febrero de este año, realizando un catálogo de moda con una extensa carga horaria de 12 horas por día. La modelo cuenta que fue muy intenso y sacrificado, pero que le valió económica y espiritualmente.

“Allá realmente se perciben los contrastes: hay gente muy pero muy pobre, o muy pero muy rica. También las jornadas laborales son extenuantes. Tenía que decirle a mi agente que me separara un día de descanso, porque no había domingo ni feriado”, destacó la modelo.

Entre las inmejorables oportunidades laborales que le tocaron, salió en la tapa de Vogue Nueva York.

Claudia Barrionuevo en la tapa. (Revista Gente)

“Me sorprendió la industria de la moda allá. Estando en una agencia de la India tuve que viajar a Nueva York para hacer una tapa para Vogue. Los fashion show y los desfiles son increíbles”, recuerda entusiasmada Claudia, quien hace poco, salió en la tapa de la revista Gente.






Comentarios