Luego del maltrato que sufrió la trabajadora municipal, decidió formular una denuncia en la comisaría.


Sucedió el jueves pasado alrededor de las 20, a metros de la quebrada internacional en Salvador Mazza. En las inmediaciones la concejala por el Partido Vecinal de Salvador Mazza, Gabriela Gareca, tiene un depósito de su propiedad.

Gabriela Gareca. (Web)

Ese día había un camión que descargaba mercaderías en el depósito de la funcionaria, y entorpecía el transito de camiones que ingresan y egresan de Salvador Mazza, razón por la cual la agente se le acercó para pedirle que retire el camión. Ante la negativa de la concejala, la trabajadora municipal le dijo que si no retiraba el vehículo iba a verse obligada a crearle una infracción.

“Al decirle que debía liberar la calle y que si persistía en su postura me iba a ver obligada a elaborarle una boleta de infracción, comenzó a enojarse y ponerse muy violenta. Le pedí al chofer de la unidad que me entregara su carné para elaborar la infracción, a lo que ella a los gritos me dijo: “Vos no entragás nada por que el camión es mío. Y vos, muerta de hambre, gracias a lo que yo pago de mis impuestos podes cobrar tu sueldo, sino no comerías ni mierda; así que retírate ya mismo de acá”, describió la agente de transito, Susana Sosa a El Tribuno.

La trabajadora añadió “(…) Cuando me retiraba me dijo que haga todas las boletas que quiera, que ella va a la comuna y las anula todas”.

Ante la humillación y el destrato Sosa decidió formalizar una denuncia contra Gareca para que no pueda liberarse de la infracción fácilmente y fuera penalizada de alguna forma.

“Lo hice por que es una mujer grosera, mal educada y además de insultarnos a mí y un compañero, y de humillarnos delante de un montón de personas, nos enrostró que como ella es concejala al otro día iba a ir a la Municipalidad y solucionaba todo el tema de la multa”.




Comentarios