Juan Carlos García contó que el párroco de Rosario de Lerma, Emilio Lamas abusó de él cuando tenía 16 años y era monaguillo.


Un nuevo caso de abuso sexual pone en jaque a la Iglesia salteña. Un ex monaguillo rompió el silencio y denunció por abuso al sacerdote párroco de Rosario de Lerma, Emilio Raimundo Lamas.

El hombre se llama Juan Carlos García y contó que el hecho fue en 1991 cuando él tenía 16 años y servía en la parroquia del pueblo. Lo denunció en 2017 y en ese momento la Iglesia instituyó un tribunal eclesiástico secreto para analizar la supuesta admisión del crimen contra García. Incluso hay audios de la declaración del joven que fueron difundidos por Infobae.

El caso desató un gran escándalo. Mientras Juan Carlos espera por Justicia, hoy el Arzobispado de Salta emitió un comunicado donde recuerda el caso y además reconoce que hubo abusos y pedido silencio por el hecho. También aseguró que se realizó un juicio interno que está con sentencia “a firmar”.

El texto que lleva la firma del Vicario Judicial, Loyola Pinto, señala que la iglesia tomó conocimiento de las denuncias en julio de 2016 y que se ordenó una investigación interna que arrojó la supuesta comisión de los delitos, por lo que se citó al exmonaguillo a quien sí se le recomendó guardar silencio porque “todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contario”.

“Sin embargo, a todos los denunciantes se les recordó la posibilidad de acudir al foro civil si era su deseo. Además, se les ofreció a todos asistencia psicológica”, reza el comunicado de la Iglesia.

Por último, señaló que en enero de 2017 se enviaron las actas a la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Arzobispo suspendió del ejercicio público al Párroco Lamas “como medida cautelar”, que en junio de ese año se ordenó un juicio y que desde septiembre del año pasado finalizó el proceso que quedó listo para la firma de la sentencia.




Comentarios