La suspensión rige hasta tanto los dueños presenten la documentación correspondiente.


La Municipalidad a cargo de la intendente Bettina Romero notificó en lo que va del año a 129 obras en barrios privados de la ciudad de Salta, exigiéndoles la inmediata paralización de la obra y la presentación de documentación correspondiente a fin de cumplir los requisitos enmarcados en la normativa.

“Debemos tomar conciencia que antes de iniciar una obra es fundamental contar con toda la documentación técnica requerida y medidas de seguridad correspondientes para evitar multas o suspensiones” indicó la subsecretaría de Obras Privadas, Pía Ruíz de los Llanos.

Al respecto, la secretaria de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Angulo indicó que, “es importante recalcar siempre, que más allá del control y de una posible multa, esto se hace por una cuestión de seguridad, porque al tener una construcción regularizada, se garantiza que todo se está haciendo bien”, expresó al tiempo que recordó que “siempre se busca el bien común sobre el bien individual y particular, por lo que es política de la Intendenta, ir mejorando el control y ordenamiento de la ciudad”.




Comentarios