Se trata de un hombre y una mujer que tocaron a sus perros envenenados. Se confirmó que no hay rastros del químico en sus cuerpos.


El ministro de Salud de la provincia, Roque Mascarello, confirmó se atendió a dos personas que habrían tenido contacto con el veneno que provocó un desastre ecológico en el municipio salteño de San Luis.

Como consecuencia del despiadado accionar de un hombre que colocó carne envenenada en diferentes sectores de una finca murió una gran cantidad de perros, también gatos, una yegua y aves. El CIF trabaja en el lugar para tomar y analizar muestras del agua y el suelo.

Un hombre y una mujer fueron atentidos tras el lamentable hecho. Ambos comenzaron a sentir síntomas extraños luego de tocar a sus respectivos perros envenenados. Tras una serie de estudios específicos, se confirmó que no están afectados por ningún rastro del químico.

Esta mañana detuvieron al encargado de la finca afectada. Se sospecha que el hombre llamado Roberto Flores habría sido el autor del desastre escológico que mantiene en vilo a los vecinos de San Luis. 




Comentarios