El candidato a presidente soltó varias frases picantes en su presentación en el estadio Delmi de Salta.


Después de una larga espera, y un multitudinario acto demorado, el candidato a presidente de la Nación del Frente de Todos, Alberto Fernández, arribó a la provincia de Salta pasadas las 19. Originalmente, su compañera de fórmula Cristina Fernández de Kirchner, tenía planeado presentar su libro Sinceramente ante miles de partidarios, pero decidió viajar a Cuba a visitar a su hija Florencia, quien hace meses se encuentra viviendo en ese país.

En su discurso, el candidato a presidente dejó varias frases picantes. Aunque se refirió principalmente a la “herencia” que recibirá en caso de ganar en las elecciones generales.

Alberto Fernández en Salta

Arrancó diciendo que la gente con que se encuentra “demanda poder salir de este estado deplorable en el que quedó sumida la argentina”. Exaltado, manifestó que el gobierno del presidente Macri ha sumido en la pobreza a millones de argentinos, y que ha dejado sin trabajo a cientos de miles.

“Lo único que hizo, presidente, fue sumergir en la pobreza a cinco millones de argentinos”. “Ese es el desafío que asumimos el 27 de octubre”. “Celebro enormemente lo que ha pasado en Salta” agregó, haciendo referencia al resultado de las primarias en la provincia.

“La mayor alegría que tengo es la de ver a todo el peronismo unido”, dijo Fernández. “El mayor pecado que podemos cometer, es dividirnos para dejar que los que siempre arruinaron la vida de los que menos tienen, vuelvan a llegar al poder. Siempre que llegaron bajo la falsa invocación de las libertades terminaron oprimiendo a los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad”.

Luego Alberto Fernández se refirió al país que le tocará recibir en caso de ganar las elecciones generales: “yo no me voy a quejar de la herencia que voy a recibir, sé que voy a recibir una Argentina que gobernaron ladrones de guante blanco. Que le dieron a sus amigos empresarios los mejores negocios de la Argentina, y esos negocios tuvimos que pagarlos entre todos y cada uno de los argentinos”.

En la misma línea continuó diciendo que “no me voy a quejar por esa herencia, porque sé la herencia que me dejan. Es la herencia que dejan cada vez que pasan por el gobierno. Vinieron a terminar con el cepo y dejaron el cepo, vinieron a terminar con el default y nos dejaron en default”.

Fernández finalizó su discurso hablando sobre los desmontes, pidiendo terminar con estos, “¡No al desmonte, no al desmonte! Lo vamos a hacer porque el planeta lo exige y Salta lo necesita y Argentina también”, y pidió a Leavy, candidato a gobernador por Salta, que se ponga firme en este tema.




Comentarios