El mes pasado, los efectivos habían sido imputados por homicidio culposo. Ahora se suma el delito de vejaciones calificadas.


Sigue la investigación entorno al caso Ezequiel Gallardo, el joven que murió en circunstancias poco claras durante un operativo policial el mes pasado en el barrio salteño de Finca Independencia. La fiscal amplió la imputación de los cuatro policías acusados de homicidio.

El nuevo delito adjudicado a los efectivos Ricardo José Antonio Llaves, Ricardo Ezequiel López, Lucas Maximiliano Ozuna y Jorge Antonio Olea es por vejaciones calificadas. Lo confirmó el abogado querellante en la causa, Rodrigo Escovar. La medida fue tomada por la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas a cargo de Ana Inés Salinas Odorisio.

Escovar opinó que ha dado muchas esperanzas de que finalmente se procese a los imputados por los delitos penales en los que incurrieron amén de las faltas al protocolo profesional que debe cumplir un policía.

Ezequiel Gallardo murió en circunstancias todavía no establecidas. Según la Policía, el joven de 22 años había sido detenido por robo cerca de Finca Independencia. Cuando era trasladado a la comisaría “sufrió descompensaciones” y murió.

La versión de su familia y algunos testigos es otra. Cuentan que Gallardo estaba tomando alcohol en la puerta de una vivienda. Ante la presencia del móvil policial el grupo de jóvenes se dispersó, Gallardo fue interceptado y desde ese momento los policías lo golpearon hasta asesinarlo.




Comentarios