Además de ser la casa donde vivía la mujer con sus tres hijos, en el domicilio funcionaba un merendero para alimentar a los más necesitados.


El domingo pasado, en el barrio Los Paraísos, en la localidad de Cerrillos, un hombre discutió con su expareja; pero la cosa no quedó ahí, ya que el violento, no conforme con el resultado de la discusión, decidió incendiar la casa que compartía la mujer con sus tres hijos.

El hombre, Walter Julián Barboza, de 30 años, estaba borracho cuando incendió la vivienda. Luego de ver el desastre provocado, Barboza se dio a la fuga. La mujer luego dijo que ya tenía antecedentes de violencia.

Incendió la casa de su ex pareja y dejó a 60 niños sin su copa de leche

Los daños fueron totales y la casa quedó completamente destruida. La historia no solo la golpea ella sino a unos 60 chicos que a diario visitaban su casa porque allí funcionaba un merendero comunitario donde los más necesitados encontraban una copa de leche y pan para llenar sus estómagos.

Como si esta pérdida no fuera suficiente, además de sus muebles y la mercadería del merendero, perdió el dinero que tenía guardado para pagar impuestos y sus dos gatos que estaban dormidos y murieron calcinados.

Hoy pide la ayude de todos los salteños por ella y por los 60 niños del merendero. Quienes puedan colaborar, deben enviar sus donaciones a barrio Los Paraísos, manzana 56, lote 4 o contactarse al 387 4 485 022.

El fiscal penal de Cerrillos Gabriel Portal, imputó a Walter Julián Barboza por el delito de incendio intencional en perjuicio de su pareja, además solicitó su detención.





Comentarios