Diez mil personas asistieron al encuentro que tuvo un final un tanto particular, ya que los equipos decidieron no ejecutar los penales.


Este domingo se disputó la “Copa Amistad” entre los equipos salteños Juventud Antoniana y Central Norte. El motivo del partido amistoso era recaudar dinero que ayude a los equipos a atravesar el duro presente económico en que se encuentran.

El partido contó con una concurrencia de 10 mil personas, hinchas de ambos conjuntos, una cifra más que aceptable si se tiene en cuenta que se trataba de un partido amistoso.

El partido finalizó 2 a 2, sin embargo, sobre el final, el partido dio un giro extraño que terminó siendo el protagonista de la jornada, y es que al cabo de la igualdad, ambos planteles y dirigencias decidieron no ejecutar penales, pero sin dar a conocer el motivo.

Juventud abrió el clásico con el tanto de Ricardo Gómez a los 20 minutos de la primera etapa, Federico Rodríguez igualó para Central siete minutos después, y Ronaldo Martínez dio vuelta el partido en el minuto 45. En el complemento, Matías Vicedo marcó la igualdad a los 25 minutos.

Debido a que los equipos se rehusaron a patear desde los 12 pasos, la “Copa Amistad” finalmente no fue entregada, y ninguna de las dos hinchadas pudo festejar.





Comentarios