La víctima es una joven de 28 años que se recupera de la grave lesión. Su agresor está detenido. 


Detuvieron e imputaron a un hombre que le fracturó la cabeza a una joven que se negó a dejarlo juntarse a beber en su casa.  La víctima se recupera del fuerte golpe. 

El incidente fue el 14 de abril en el barrio Convivencia. La joven agredida había salido a bailar con unas amigas. Allí conocieron a un grupo de chicos, entre los que se encontraba el imputado Roque Javier Uncos y Angel José Francisco Bosco, también involucrado en el caso

Los hombres las acompañaron hasta la casa de la víctima y aunque la idea era reunirse allí, ella no los dejó quedarse. La negativa de la mujer molestó los acusados. La disución entre la mujer y Uncos comenzó dentro de la casa y siguió afuera, donde él le pegó una piña en la cara. 

Por el impacto, ella cayó al piso y se golpeó la cabeza con el cordón cuneta. Uncos y Bosco se escaparon mientras las amigas de la víctima llamaban a la ambulancia porque estaba desmayada, también sangraba por los oídos y la boca. 

Horas más tarde, Bosco se presentó en la policía para asumir su responsabilidad en el hecho mientras que a Uncos finalmente lo detuvieron en Córdoba. Está imputado por el delito de lesiones graves.

La joven, por su parte, sufrió una fractura longitudinal a la altura del peñasco derecho del cráneo.




Comentarios