Se llaman Mila y Emma, tienen su propia marca de ropa y sus divertidas publicaciones cosechan miles de likes. Además, las siguen varias estrellas de Hollywood.


Además de ser un medio ideal para darse a conocer, Instagram se ha convertido en una excelente forma de hacer dinero. Convertirse en influencer brinda hoy la posibilidad de saltar a la fama repentinamente y hacerse millonario sin necesidad de salir de casa.

Esto es lo que ocurrió con Mila y Emma Stauffer, dos mellizas de 4 años que con su belleza y simpatía supieron ganarse el corazón de los usuarios y lograron cosechar más de 4 millones de seguidores en Instagram, entre ellos famosas como las hermanas Kardashian o Jessica Alba.

Las niñas nacieron en 2014 y su mamá Katie se divertía publicando sus fotos en la red social hasta que, en un momento, se dio cuenta de que lo que era un juego se había transformado en algo más grande. Fue tal el éxito de las fotos que la mujer tuvo que dejar su trabajo como oficinista para dedicarse full time al manejo en redes de sus “mellis”. 

Tanto éxito tienen sus publicaciones que fueron contactadas para tener su propia marca de ropa. Los modelos de Mila and Emma son diseñados por Katie y se venden en las tiendas Target. “Las niñas tuvieron mucho que ver en la elección de telas y tejidos”, contó la mamá en una entrevista para la revista People. La semana pasada, las niñas participaron del Fashion Week que se realizó en Nueva York y fueron recibidas como verdaderas celebridades.

Mila es más histriónica que Emma, por lo que su mamá suele publicar más fotos de ella en las redes. Pero las fotos de ambas son una verdadera delicia y los videos en los que interactúan tienen la dosis justa de ternura y humor. 

Juntas hacen publicidades, comparten comidas, siestas, juegos y hermosos viajes.

Actualmente, en los Estados Unidos, una cuenta de Instagram con la cantidad de seguidores que tiene la de Mila y Emma puede obtener una ganancia de 500 mil dólares al año, entre 10 mil y 20 mil dólares por publicación. Sin dudas, estas mellizas nacieron con algo más que un pan bajo del brazo.





Comentarios