La reina de Holanda marca tendencia en cada aparición. Esta vez, se animó al degradé una de las prendas preferidas de las royals europeas.


La reina Máxima sorprendió en su última aparición con un estilismo bicolor firmado por uno de sus modistas de cabecera. Pero, sin dudas, lo que más llamó fue la originalidad de su capa

La argentina lució un vestido a rayas horizontales de escote barco con manga larga abullonada ceñida en los puños y falda midi evasé en tonos azules y ocres, creado exclusivamente para ella por Jan Taminiau, el diseñador holandés al que suele recurrir en las grandes ocasiones y que hoy escoge para un look de día.

Máxima lució una capa degradé que se llevó todas las miradas

Para hacerle frente al frío, combinó el atuendo con una capa con los mismos colores, pero con estampado degradé. Como calzado, la reina optó por unos stilettos en color tostado de Gianvito Rossi -la firma de moda entre las royals europeas- y en su mano llevó una cartera de rafia de Natan. 

Máxima lució una capa degradé que se llevó todas las miradas

Máxima lució una capa degradé que se llevó todas las miradas

Después de pasar unos días de vacaciones en los Alpes austriacos, Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda retomaron su agenda oficial y realizaron una visita exprés a Alemania. Concretamente volaron hasta Bremen para reforzar las relaciones comerciales entre los Países Bajos y esta ciudad. 





Comentarios