Un tatuador colombiano se sometió a varias intervenciones y su transformación es impresionante.


“Me gusta ser diferente a los demás”, reconoce Kalaca Skull, este joven de 22 años que es reconocido en el mundo como el “hombre calavera”.

Eric Yeiner Hincapié Ramírez, como es su verdadero nombre, no dudó en someterse a varias cirugías con el objetivo cambiar radicalmente su rostro: se cortó la lengua en dos para que parezca la de un reptil, se mutiló la nariz y las orejas para lograr un aspecto similar al de una calavera. Además, se tatuó un color azul en todo el rostro, una dentadura enorme y se pintó de negro los párpados para que parezcan dos orificios.

Kalaca Skull

Kalaca Skull

Su próximo objetivo es la implantación de cuernos microdermales y un tatuaje ocular.

Su transformación comenzó después de la muerte de su mamá, hecho que lo marcó para siempre. Según contó en una entrevista, esta pérdida le mostró la oscuridad y allí encontró “la verdadera belleza de la vida”.

Ante la polémica que generó su transformación en las redes sociales Kalaca sentenció: “No es aceptable que la gente me critique por mis modificaciones, es tan normal como una cirugía estética, lo mismo que hacen las mujeres cuando se ponen senos o glúteos”.

El hombre fue comparado con el “Momo”, el juego viral del momento que incita al suicidio, y lejos de enojarse, se divirtió. “Para mí, una calavera es como mi hermana, una parte de mi familia en realidad”, aseguró.




Comentarios