No todo es ver series o jugar videojuegos. Hay muchas ideas para no aburrirse durante la cuarentena.


¿No sabes qué hacer con los niños en casa? ¿Se aburren y te piden salir a la calle? te proponemos ideas sencillas pero entretenidas para hacer con los más pequeños de la casa o incluir a toda la familia en la diversión, especialmente durante estos días de cuarentena. 

Además de organizar bien las tareas escolares, se pueden realizar actividades lúdicas. (Foto/Web)

Juegos de Mesa: Es la idea más común y fácil de llevar a cabo. Todos tenemos algún juego de mesa guardado en casa, con el cual se puede divertir toda la familia. Si no se cuenta con uno, también existen opciones que no necesitan fichas o tableros, simplemente un lápiz y una hoja. 

Clases de cocina: Desde aprender a hacer un pastel, galletas o hasta unos simples huevos. La realidad es que prácticamente a todos los niños les encanta cocinar o ayudarnos cuando cocinamos, por eso es una de las mejores actividades para hacer juntos.

Búsqueda del tesoro: Podemos esconder un tesoro sencillo en un rincón de la casa, dibujar un mapa, colocar pistas y hacer que los niños lo encuentren. Es una actividad interesante, diferente y las pistas pueden contener información para que se diviertan y aprendan al mismo tiempo.

Aprender o inventar una coreografía: El baile es una actividad que distrae, divierte y además nos permite ejercitarnos. Pon a los niños su música favorita y que cada uno muestre sus mejores pasos de baile. Para hacer la actividad más divertida pueden grabarse o utilizar alguna de las plataformas que están de moda.

Fomentar la lectura: Leer un libro todos juntos o incentivar a que cada uno lea el que le interese, es una forma de enseñarle a los jovenes un buen hábito. También se puede realizar una compresión lectora, pedirle a cada miembro de la familia explique de qué va su lectura.

Se debe de crear un hábito de lectura en los menores (Foto/Web)

Escribir un diario o una historia: La situación que se está viviendo en buena inspiración para crear cuentos o historias. Es una actividad que puede variar dependiendo de la edad de los niños, desde contar con dibujos hasta intentar crear un libro.

Karaoke: Es una buena actividad para conocerse entre sí, escuchar las canciones que le gustan a tus hijos y así también enseñarles un poco sobre la música de los padres. Simplemente buscan la canción y la letra, el show va por cuenta de la imaginación de cada uno.

Picnic o campamento dentro de casa: Preparar una buena comida, colocar un mantel en la sala o crear una carpa improvisada. La idea es romper la rutina de manera sencilla e involucrar a los pequeños en todo momento.

Manualidades: Puede resultar algo obvio, pero en el caso de tener niños pequeños en casa durante varios días seguidos, puede que sea bueno organizar diversas manualidades que nos permitirán tenerlos distraídos durante horas. En Youtube existen varios videos denominados DIY (Hazlo tu mismo) con ideas simples y creativas para realizar.

Maratón de películas: Por último, algo a lo que muchos padres recurrirán para pasar estos días. Ver películas, series o televisión. Se puede organizar una noche de cine con pochoclos en casa, maratón de clásicos de Disney o que cada uno de los miembros elija por noche. Pero no dejemos que los niños estén todo el día frente al televisor, a la computadora o en los dispositivos móviles.

Por último, es importante señalar que incluso en casa se debe mantener las medidas de higiene recomendadas y que los niños se laven bien las manos después de tocar sus juguetes, hacer alguna actividad o tocar algún teclado.​





Comentarios