La historia de este animal se había vuelto viral gracias al hermano de la joven que lo rescató pensando que era un can.


Hace una semana, el caso de Andrea Athie, una joven mexicana que encontró un perro herido en una ruta de México y, cuando lo llevó al veterinario, se enteró de que era un coyote salvaje, se volvió viral en las redes sociales.

“Hoy mi hrna recogió a un COYOTE pensando que era un perro atropellado y lo llevo al veterinario”, había contado en Twitter Alejandro Athie, el hermano de la joven junto a la foto del animal.

Andrea Athie posa junto a “Pancho” el coyote que confundió con un perro (Foto: Twitter)

La publicación fue todo un éxito y luego la joven reveló que le habían puesto “Pancho” y que seguirían su tratamiento hasta que pudiera regresar a su hábitat natural.

Ahora, Andrea comunicó una triste noticia a sus seguidores a través de Facebook: “El día de ayer en la noche Pancho ya no pudo continuar luchando con nosotros”.

​A través de una sentida carta que publicó en Facebook, la joven contó la historia real y aseguró que al viralizarse se tergiversó la información. “El día que me encontré a pancho no me lo encontré caminando por la carretera, la realidad es que yo iba conduciendo mi vehículo y un carro enfrente de mi lo atropello y no se detuvo, al ver la situación me detuve y me acerque a auxiliarlo, sin saber que se trataba de un coyote, al estar ahí con el trate de contactar a las personas que sabía que me podrían auxiliar”, comenzó contando.

Además, Andrea reveló que “Pancho nunca estuvo lesionado de una pata como lo comentan en las diferentes notas, la realidad es que pancho sufrió una lesión en dos de sus cervicales que le impedía mover sus dos patas traseras, al igual que perdió la capacidad para evacuar por el mismo”.

En esta línea, la joven aseguró que se lo sometió a un tratamiento, “se le hacían ejercicios en sus patitas, se le trato con todo el amor que teníamos hacía él y en todo momento se busco solo su bienestar y que saliera adelante”.

Pese a que es un animal salvaje, Andrea aseguró que “jamás se mostró agresivo” con ellos, que se dejaba acariciar pero que pensaban liberarlo una vez que sane. Sin embargo, “el veterinario lo evaluó para ver su progreso pero los resultados seguían siendo malos”, ante esto, la joven decidió consultar una segunda opinión y el diagnóstico fue el mismo.

Pancho, el coyote salvaje que terminó muriendo a causa de sus heridas (Foto: Twitter)

Finalmente, la joven mexicana contó que Pancho había fallecido y aseguró: “Se hizo todo lo humanamente posible hasta el último momento y siempre se busco que el saliera adelante con la mejor calidad de vida posible y que no sufriera”.

De cara a la triste noticia, ​Andrea quiso dejar un buen mensaje y reflexionó: “Darnos cuenta de la fuerza que genera una buena acción, de cómo nos seguimos conmoviendo al ver actos buenos, como este tipo de noticias sensibilizan a las personas. En este momento es lo que necesitamos como personas, ayudarnos entre nosotros, hacer el bien sin mirar a quien”.





Comentarios