La mediática dejó el lujoso hotel donde vivía y se mudó a Recoleta. Allí, se refugia en el amor que le brindan los animales de la zona.


Mariana Nannis está atravesando un momento personal complicado, en medio de su divorcio con Claudio Paul Caniggia, la mediática salió a denunciarlo por violencia de género y la respuesta de él vino por el lado legal, bloqueando todas las cuentas bancarias y tarjetas de crédito que tenían en común, obligándola a dejar los lujos de lado para instalarse en un departamento alquilado en la zona de Recoleta. Mientras la justicia hace su trabajo, la mamá de Charlotte y Alexander sorprendió al mostrarse en el Parque Las Heras, alimentando a los animales de la zona.

Hasta el día jueves, Nannis se estaba hospedando en el lujoso Hotel Alvear. Los primeros días de estadía fueron pagados por la producción del programa de Susana Giménez, que la trajo invitada a contar su verdad. Pero eso se terminó y la rubia tuvo que buscar otro lugar donde vivir. Fue así que alquiló un departamento en las avenidas Coronel Díaz y Las Heras.

Mariana Nannis junto a Claudio Paul Caniggia (Foto: Archivo)

Allí, la mediática se refugia en el amor de los animales de la zona, oculta tras unas gafas de sol y algún sombrero, observada por algunos vecinos que la reconocen, llega hasta el Parque Las Heras para darle de comer a las palomas y a los perros sin hogar.

“A Mariana le cuesta llorar, está muy angustiada. La última vez que la vi, hace pocos días, estaba más entera. El año pasado no pudo bajarse de un auto porque estaba golpeada; ella siempre tenía moretones, pero lo peor para ella fue la pérdida de un embarazo”, había contado a Teleshow su amiga Paola Romano, la hija del famoso peinador Miguel. 

El amor de Mariana por los animales no es algo nuevo. En sus primeros años con el “Pájaro” la excéntrica rubia contaba a las revistas que ella se bañaba con champagne y que a sus canes los aseaba con agua mineral.

En esta línea, en 2012, Mariana sorprendió al aparecerse en el Refugio El Campito, de Esteban Echeverría junto a Claudio y a sus guardaespaldas, para donar mil kilos de alimento balanceado.

Mariana Nannis visitó el Refugio El Campito en 2012 (Foto: Archivo)

(Foto: Archivo)

Según contaron desde el lugar, los sorprendió la humildad de Nannis quien, pese al frío recorrió todo el refugio, firmó el libro de visitas y les dejó un lindo mensaje

Además, la mamá de Charlotte y Alexander usó el precario baño del refugio y no le importó cuando los canes le saltaban con sus patas llenas de barro.

Mariana Nannis se refugia en su amor por los animales (Foto: Archivo)





Comentarios