La actriz se refirió al duro momento que atravesó junto a su esposo, Michael Bublé, cuando le diagnosticaron cáncer de hígado a su hijo mayor.


Hace un poco más de dos años, al hijo mayor de Luisana Lopilato y Michael Bublé, Noah, le diagnosticaran cáncer de hígado. A partir de entonces, el niño lleva adelante un tratamiento médico con resultados positivos.

Lopilato se refirió al difícil momento que le tocó vivir a la familia y reflexionó sobre las lecciones que aprendió luego del dolor que transitó junto a su marido.

Lopilato se refirió al difícil momento que le tocó vivir a la familia y reflexionó sobre las lecciones que aprendió luego del dolor que transitó junto a su marido.

Aprendimos a identificar y establecer las prioridades. Porque cambiaron. Ya no me ocupo de tonterías, de comentarios maliciosos, de conflictos. Cuando hablo con mi familia siempre les digo: ‘No se enganchen con peleas, con el estrés… No se olviden lo que vivimos. Nada es tan importante'”, aseguró la actriz, rescatando las enseñanzas que le dejó el momento más angustiante de su vida.

No obstante, la artista aclaró: “No digo que no me importe nada, sino que en mi cabeza hay un cartel inmenso que dice ‘familia’. Entendí que no debo sostener lo que me incomoda, lo que no me gusta, lo que me hace mal. Me manejo fácil: ¿tal cosa me hace feliz? ¿No? Entonces, muy amorosamente, la aparto de mí, y ya”.

Además de Noah, la famosa es mamá de Elías y Vida, fruto de su matrimonio con el cantante canadiense.​

Al consultarle qué le diría a Dios después de que su hijo le ganara la batalla al cáncer, Lopilato contestó: “Solo agradecería. Infinitamente. Creo en él. En su plan. No hay vez que en la calle o en el supermercado alguien se me acerque para abrazarme y decirme: ‘¡Lo que he rezado por tu hijo!’. ¿Cómo no agradecerle a Dios y a tanta gente?”.

Además de Noah, la famosa es mamá de Elías y Vida, fruto de su matrimonio con el cantante canadiense.​





Comentarios