Aunque ya no se ven los picos de la primera parte del año, la facturación en Rosario sigue creciendo. El Centro de Información Económica (CIE) reportó un aumento por décimo mes consecutivo en el registro de la actividad comercial e industrial de la ciudad, entre otros rubros.

De acuerdo a los últimos datos de la Municipalidad, en septiembre se produjo un incremento del 17% con respecto al mismo período de 2020. Los números no implican grandes cambios respecto del mes anterior, ya que la suba fue de apenas 0,06 por ciento en comparación con agosto.

Según el Indicador Mensual de Facturación, la actividad a nivel local tuvo un repunte del 18% en lo que va de 2021. El sector de mayor crecimiento fue la industria manufacturera, con una suba acumulada del 36,5 por ciento desde enero, mientras que en el rubro de la construcción se advierte una variación similar con un aumento de 30% hasta el tercer trimestre.

Por el contrario, los servicios privados aparecen como los menos beneficiados tras el primer año de pandemia de coronavirus. En este caso, el incremento es de casi 7,5 por ciento, diez puntos menos en relación a los registros de comercios habilitados.

A diferencia de lo que sugieren los datos de la Municipalidad sobre el cambio de la situación económica desde enero, la variación en septiembre fue más fuerte en el sector de la construcción. Allí se dio un salto del 40 por ciento, casi el doble si se lo compara con el 22,5% de la industria manufacturera.

Finalmente, el CIE confirmó que la flexibilización de las restricciones sanitarias tuvo un impacto notable en el turismo y eventos. La facturación de alojamiento y servicios de comida creció 159,7% respecto del mismo mes de 2020, cuando ese tipo de actividades todavía estaba frenado por las medidas contra el COVID-19.