Brian R. fue herido y en el lugar encontraron un arma de fuego junto con una motocicleta que no le pertenece.


La Justicia rosarina ordenó mantener bajo custodia policial a un joven herido de bala en la zona sudoeste luego de una denuncia en la que figuraba como víctima. La policía argumentó que en el lugar del ataque le secuestraron un arma de fuego y una motocicleta que no le pertenecía.

Los propios uniformados fueron los encargados de trasladar al muchacho a la guardia desde una vivienda ubicada en Pasaje 1858 al 4400. Allí encontraron a Brian R. y a su madre, quien vio cómo ingresaba a su domicilio después de recibir un disparo en el abdomen.

Internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), el paciente quedó bajo la mira de la unidad de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación (MPA) a partir del hallazgo de un revólver calibre 32 en el sitio donde dijo haber sido agredido por un vecino del barrio.

Durante el operativo para investigar lo ocurrido, el personal a cargo del procedimiento también incautó una Yamaha Crypton. Si bien fuentes policiales consultadas por LT3 aclararon que el rodado no tenía pedido de secuestro, la Fiscalía seguirá trabajando para esclarecer el episodio y determinar si el joven baleado puede ser imputado.





Comentarios