Pese a que se había declarado "fanático" del club rojinegro y que nunca se presentó a entrenar, demandó a la institución por un millón y medio de pesos.


El volante ofensivo Brian Sarmiento, quien demandó judicialmente a Newell’s el pago de un millón y medio de pesos, reclamaría ahora la libertad de acción, informó hoy una fuente allegada al jugador.

El jugador rojinegro, que el 22 de abril cumplirá 29 años, sufrió en el partido que Newell’s venció por 2 a 1 a Tigre de local una fractura de tobillo, que lo marginó desde entonces de las canchas, y luego se complicó con un desgarro.

Sarmiento debía presentarse a practicar en Newell’s el 3 de enero último, pero no lo hizo, según le habrían comunicado verbalmente los dirigentes desde el club del Parque Independencia, con los que desde entonces cruzaron cartas documento.

Por su parte, un vocero ligado a los dirigentes ñulistas advirtió que “a Sarmiento se le pagó toda la deuda hasta el día que trabajó, así que su reclamo no tiene ningún asidero”.

Sarmiento, un histriónico jugador declarado hincha rojinegro, llegó al club en reemplazo del ídolo y capitán Maximiliano Rodríguez y participó de programas televisivos con Marcelo Tinelli y de movidas solidarias para recaudar colchones para la pensión del club.

El jugador es representado por el empresario futbolístico Carlos Granero, quien se hizo cargo de las negociaciones por el conflicto que mantiene con los dirigentes de Newell’s.

(Télam)






Comentarios