El equipo argentino de handball festejó a puro baile en Rosario y este martes define el primer puesto con Brasil.


En el inicio de un día con pronóstico de lluvia, las nubes no fueron impedimento para que la selección femenina de beach handball volviera a festejar en Rosario. Este martes las Kamikazes vencieron a Venezuela por la mañana y se anotaron para disputar la medalla de oro con Brasil a partir de las 16.30.

El equipo argentino ganó el primer set por 19-12 y amplió la diferencia con un marcador de 22-7 en el segundo parcial. En el turno anterior, sus rivales habían eliminado a Paraguay en el balneario La Florida y ya esperaban para definir quién subirá a lo más alto del podio.

Gisella Bonomi se lució en el partido de la fase de grupos con Paraguay. (@rosario_2019)

El día anterior, las dirigidas por Salvador Comparone se habían asegurado el primer lugar en su grupo frente a la selección guaraní por 13-12 y 13-8, de modo que terminó invicto y con puntaje ideal.

En el cierre de las pruebas de aguas abiertas del lunes, Argentina quedó en tercer lugar en la competencia de relevos mixtos. Allí se destacó la rosarina Julia Arino, quien ya había obtenido el segundo puesto el día anterior en los diez mil metros femeninos.

Por otra parte, el wakeboard aportó dos medallas de oro en las finales que se disputaron en el lago artificial de Puerto Roldán. La primera en subirse a los más alto del podio fue María Victoria De Armas, mientras que Kai Ditsch hizo lo propio en la competencia masculina.






Comentarios