Al joven se le detectó 0.52 g/l de alcohol en sangre y fue demorado. En otro accidente, un chiquito de cuatro años resultó herido.


Un conductor alcoholizado chocó a un patrullero policial en barrio Bella Vista, pero no se registraron heridos. En otro hecho, una joven terminó embistiendo un comercio, y su pequeño hijo resultó con algunas lesiones.

El primer hecho ocurrió el sábado por la mañana en 27 de Febrero y Castellanos. Laubelino C. de 31 años conducía su Fiat Palio con el que colisionó contra un patrullero. Debido al fuerte aliento etílico, personal de Tránsito le realizó el test de alcoholemia que dio resultado positivo de 0.52 g/l de alcohol en sangre, por que le remitieron el auto al corralón y el conductor fue demorado.

En 27 de Febrero y Avellaneda, una joven de 19 años a bordo de un Volkswagen Gol sufrió un problema mecánico, perdió el control del vehículo e impactó contra el frente de un local. Producto del siniestro, su hijo de cuatro años sufrió politraumatismos y fue derivado al Hospital de Niños Víctor J. Vilela.






Comentarios