La Lepra y el Canalla no se sacaron ventaja en un partido chato, luchado y muy disputado. 


Newell’s Old Boys y Rosario Central empataron 0 a 0 en el Coloso Marcelo Bielsa. El cotejo fue chato, muy disputado y luchado. 

El partido comenzó parejo en los primeros minutos pero con el paso del tiempo Newell’s fue imponiendo su juego, fundamentalmente con la presencia de Cacciabue y Rivero en la mitad de la cancha, que le ganaron permentemente los dueños a Gil y a Rinaudo.

La Lepra monopolizó la pelota ante un elenco visitante que se limitó a defender, por momentos, muy cerca de su arco. La Lepra encontró en varias oportunidades a Maxi y Formica. Ese contexto no fue aprovechado por la Lepra, que estuvo un poco más cerca de abrir el marcador pero no estuvo fino sobre el último cuarto de la cancha.

La jugada más clara de hecho fue del local a los 11 minutos. Maxi apareció con espacio por izquierda y sacó un centro que fue impactado por Leal. Ledesma respondió bien y la despejó al corner. En medio de un cotejo luchado y chato, la Lepra también lo tuvo de cabeza a los 26 a través de Fontanini, que apareció solo en el área y cabeceó por arriba.

Por su parte al Canalla le costó mucho posicionarse en mitad de cancha y casi no pudo progresar en el campo. La única aproximación del visitante fue un disparo de lejos de Caruzzo que se fue lejos.

Así, el partido se fue al descanso, casi sin aproximaciones. Newell’s fue mejor pero ninguno logró destrabar el cerrojo.  

En el comienzo del segundo tiempo, Newell’s presionó en los primeros minutos y parecía que la tónica era la misma de la primera mitad. Sin embargo, Central se paró mejor en la mitad de la cancha y allí en Canalla no sufrió contra su arco.

Con el paso de los minutos, el partido se hizo más parejo, de ida y vuelta aunque sin llegadas claras en los arcos. A los 4 minutos la pelota le quedó a Formica, quien probó y despejó la defensa canalla.

La Lepra y el Canalla se prestaron la pelota y si bien ambos tuvieron espacios, ninguno estuvo preciso en esos metros finales. Sin embargo, el visitante encontró más espacios para atacar, sobre todo del lado izquierdo del conjunto rojinegro, que con el paso del tiempo lució cansado y sin respuestas.

A los 26 minutos, Allione probó a Aguerre y a partir de allí el conjunto auriazul creció. Se impuso en los duelos individuales y en las segundas pelotas. No sufrió más y contó con varias situaciones paras ganarlo, como un cabezazo de Herrera, un disparo de Barbieri a la salida de un córner que sacó en la línea Bíttolo y una chance de Becker que tapó otra vez el arquero rojinegro.

En los últimos momentos del encuentro se vio a un Newell’s cansado, desdibujado y Central estuvo cerca de aprovecharlo. Aguerre se erigió como gran figura para mantener el 0 a 0 que, por lo visto en todo el cotejo, fue justo en relación al trámite.






Comentarios