La mujer que acudió a la Justicia como víctima también denunció intimidaciones hacia su hija.


La Justicia rosarina ordenó mantener bajo prisión preventiva a un comerciante denunciado por amenazas en Villa Gobernador Gálvez, donde la policía le secuestró un arma de fuego cargada como parte de la investigación que nació a raíz del testimonio de su ex pareja.

Si bien la identidad de la mujer se mantuvo bajo reserva para protegerla, voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) detallaron que entre las víctimas también figura su hija e incluso personal del área de Bromatología de la Municipalidad.

El caso está en manos del fiscal Carlos Covani, aunque la imputación que se llevó a cabo este sábado fue realizada por Valeria Haurigot como suplente para señalarlo como autor de los delitos de amenazas y tenencia ilegal de arma de fuego.

En cuanto las tareas previas desplegadas por la unidad de Investigación y Juicio, desde el organismo judicial se refirieron a un allanamiento realizado en Avenida San Martín al 2100. El procedimiento estuvo a cargo de la Dirección de Asuntos Internos y entre otras medidas se revisó un Mercedes-Benz perteneciente al acusado. En su interior hallaron un arma de fuego con tres cargadores que tenían municiones.

Si bien la defensa solicitó que Diego Ignacio R. fuera liberado, el juez Héctor Nuñez Cartelle rechazó el planteo y así el sospechoso permanecerá tras las rejas durante 30 días.






Comentarios