El chico fue trasladado por familiares a la noche pero murió poco después de ser atendido por los médicos.


Un chico de 14 años falleció a última hora este miércoles después de recibir un disparo en la espalda mientras se encontraba en la zona sur rosarina, desde donde fue trasladado en forma particular hacia el macrocentro para tratar de salvar su vida.

Si bien en primera instancia no había precisiones sobre las circunstancias en las que la víctima resultó herida, voceros de la policía santafesina informaron que el adolescente ingresó al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) alrededor de las 22.30. Inmediatamente los médicos decidieron derivarlo al quirófano, pero el personal del destacamento confirmó su deceso casi una hora más tarde.

De acuerdo a la versión preliminar que recogieron fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Pablo S. había sido baleado en la región lumbar y su estado era grave desde el momento en que arribó a la guardia del centro de salud de Pellegrini y Vera Mujica.

Más allá de que restaba esclarecer las circunstancias en las que el menor fue lesionado, desde la cartera provincial identificaron a su madre de 35 años como María Laura L., quien conducía el Renault Logan en el que fue cargado cerca de la esquina de Garibaldi y Pueyrredón para buscar asistencia. Tras el fallecimiento, las fuerzas de seguridad notificaron a la Fiscalía de Rosario para iniciar la investigación correspondiente a través de la unidad de Homicidios Dolosos.






Comentarios