El hombre de 71 años cobra la mínima e hizo los trámites exigidos por la Justicia que lo declara "económicamente vulnerable". A Litoral Gas no le importó.


Un jubilado que cobra la mínima y tiene demencia senil fue intimado a que pague la boleta de gas o le cortarán el suministro. La amenaza de Litoral Gas se produce días después de que le interrumpiera el servicio a Norma, una anciana que cobra $6.000 mensuales y a quien le llegó una boleta de $5.600 a la que no pudo hacer frente.

En el caso del hombre de 71 años, la familia ya había presentado en septiembre toda la documentación que certifica que se trata de una persona en situación de vulnerabilidad social y económica, que no puede hacer frente a los continuos y desmedidos incrementos tarifarios.

Este trámite era el que pedía la Justicia para impedir el corte del servicio básico. Sin embargo, a Litoral Gas poco le importó, y le envió una intimación de pago por un enorme monto.

“El hombre entró en un estado de crisis emocional terrible porque necesita el gas. Entonces se pregunta si lo paga o come”, indicó a Radio 2 el abogado de la Multisectorial contra el Tarifazo, Juan Alcaraz.

A Edith, otra mujer que cobra la mínima, le llegó una factura de $4.000. Aseguró que tuvo que dejar de comer carne y yogurt para poder hacerle frente.






Comentarios