El caso fue denunciado este martes ante la Justicia porque la cochería no atendió el reclamo de la familia.


La familia de una ex empleada municipal acudió este martes a la Justicia penal rosarina por el insólito desenlace del velatorio que organizaron hace varios meses, ya que la cochería encargada de la despedida nunca les entregó las cenizas del cuerpo.

Fuentes consultadas por Vía Rosario confirmaron que Dora Faga falleció el 18 de junio y la ceremonia fue a cajón cerrado al día siguiente. Para entonces la mujer ya había hecho el trámite de cremación voluntaria, pero su hija jamás recibió los restos de manos de la Cochería Oeste.

“Me dieron la partida de defunción solamente. En setiembre volvieron a contactarme para avisarme que hubo un malentendido y que las cenizas las habían tirado“, comentó Marcela Vignando sobre la situación por la que la empresa negó toda responsabilidad hasta el momento.

Asesorada por el abogado Fernando Varano, la hija de la jubilada fallecida recurrió al Ministerio Público de la Acusación (MPA) con el objetivo de determinar si hubo algún delito en torno al sepelio y quiénes fueron los responsables en ese caso. En este sentido, el letrado recordó que una de las explicaciones que recibieron fue que la familia era la que debía ir a retirar la urna al cementerio, pero acotó: “No nos queda claro por qué no se lo dijeron, terminaron argumentando que hubo una cadena de errores”.

Según contaron sus parientes, Dora tenía demencia senil desde hace 3 años y falleció luego de quedar en coma. Respecto de su última voluntad, su hija ratificó que los papeles estaban en orden desde 2012, por lo que no esperaban complicaciones legales y mucho menos el conflicto que ahora espera dirimir con la intervención de la Fiscalía.






Comentarios