La policía comenzó a investigar el presunto homicidio este martes a la mañana tras ingresar a la vivienda.


Vecinas de la zona norte rosarina se horrorizaron este martes por la mañana cuando fueron a visitar a un peluquero y descubrieron que el dueño del local estaba muerto dentro de la vivienda lindera que ocupaba.

La víctima de 37 años yacía en el piso de su domicilio mientras las clientas esperaban a que abriera como cada día para atender al público en Buchanan al 300. La conmoción se prolongó hacia el mediodía luego de la intervención de la Policía de Investigaciones (PDI) y la unidad de Homicidios Dolosos.

Según informó Canal 3, José Alberto Benítez estaba tendido y maniatado con soga. Alrededor de su cuello tenía un toallón y la hipótesis preliminar es que fue asfixiado la noche previa por otra persona que estaba con él. Al mismo tiempo, en el domicilio no habían detectado la falta de objetos de valor como para alimentar la alternativa de un crimen en ocasión de robo.

El caso quedó en manos de la fiscal Marisol Fabbro, quien acudió a la casa de pasillo que está pegada al salón para ordenar las primeras medidas en torno al asesinato. De acuerdo a la denuncia recibida a través del 911, fueron las mujeres que estaban frente al local quienes entraron a la casa y encontraron el cadáver.






Comentarios