El sospechoso de 19 años estuvo más de seis meses prófugo después del robo en el que balearon a Alan Gómez.


Pasados seis meses del ataque a balazos que terminó con la vida de un joven de 19 años en la zona sudoeste, la Justicia rosarina ordenó la prisión preventiva de uno de los responsables del homicidio por el que ya fue acusado un menor de edad.

Según la teoría de la Fiscalía, Jeremías Tomás Ríos actuó como partícipe primario el 1° de abril, cuando iba a bordo de una moto con un adolescente que abrió fuego con intención de robo a un grupo de personas en Barra y Pasaje 1827.

Mientras el tirador quedó a disposición de la Justicia de Menores, el muchacho que conducía el rodado marca Honda consiguió escapar del lugar después del tiroteo que dejó gravemente herido a Alan Gómez. Después de pasar más de seis meses prófugo, el sospechoso fue capturado el último jueves durante un control vehicular en la Ruta Provincial 18.

El joven que se llevó la peor parte de los disparos integraba la comparsa Ebacoi y estuvo internado durante tres semanas en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). El día del episodio, un proyectil le dio en la parte izquierda de la región lumbar y finalmente falleció el 22 de abril.

Más allá de que no es considerado autor del crimen, Ríos quedó bajo prisión preventiva sin plazo por orden de la jueza Patricia Bilotta después de ser imputado por homicidio en ocasión de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de edad. También se le atribuyó el delito de lesiones graves con el mismo primer agravante e idéntico rol.

La agrupación artística creada en hace más de una década en el barrio La Esperanza resultó conmocionada por el asesinato del batuquero en un caso que también repercutió en el resto de las comparsas a nivel local.






Comentarios