La Municipalidad se sumó al acto que se llevó a cabo en el Parque de la Arenera tras el aniversario del atentado.


La intendenta Mónica Fein y otros funcionarios municipales acompañaron este domingo una nueva iniciativa para homenajear a los cinco rosarinos que fallecieron hace un año en Nueva York durante un atentado que le costó la vida a otras tres personas y dejó a 12 hospitalizadas.

Después de la velada conmovedora que se llevó a cabo en el Politécnico por el primer aniversario del ataque terrorista, familiares de víctimas y sobrevivientes se reunieron en el Parque de la Arenera para plantar cinco cipreses con el objetivo de recordar a Ariel Erlij, Hernán Ferruchi, Diego Angelini, Hernán Mendoza y Alejandro Pagnucco.

“Que este memorial nos ayude en la construcción de una ciudad más justa, más solidaria, más respetuosa de las diferencias; una ciudad que trabaja todos los días para que el amor venza al odio“, expresó el secretario general Gustavo Zignago respecto de la ceremonia realizada en Puerto Norte.

Acompañadas por su mamá Alejandra Sosa, las pequeñas hijas de Pagnucco estuvieron presentes y colaboraron con la plantación de uno de los ejemplares. Para la ocasión, las mellizas Ámbar y Mora lucieron una remera con el dibujo del mural que recuerda a su padre y a sus cuatro amigos en una de las esquinas del Poli. La obra fue diseñada por Ariel Benvenuto, quien sobrevivió al atentado en Manhattan el 31 de octubre de 2017 y participó como organizador en el homenaje.






Comentarios