El ministro provincial expresó su "impotencia" ante la resolución por la que dejaron libres a las 16 personas imputadas.


Sin medias tintas al cabo de la maratón de audiencias imputativas por la megaestafa inmobiliaria denunciada en el sur santafesino, el ministro de Seguridad provincial Maximiliano Pullaro sostuvo este domingo que la decisión de liberar a todos los acusados “da impotencia”.

““Estoy convencido de que estas organizaciones delictivas de cuello blanco las tenemos que atacar y caerles con todo el peso de la ley, porque muchas veces parece que sólo cae para el ladrón de bicicleta –que desde luego también debe sancionarse- y no en este tipo de casos”, apuntó el ex diputado provincial.

El representante del gabinete que encabeza el gobernador Miguel Lifschitz no se guardó nada a la hora de cuestionar la resolución del magistrado Benjamín Révori y señaló: “No queremos impunidad para nadie. Todos los poderes debemos entender que la sociedad nos pide señales claras de lucha contra las mafias”.

La medida del juez produce preocupación. Ayer justamente estuve en Venado Tuerto; no hubo persona con la que me crucé que no me mencionara el tema y me pidiera por favor que no quedaran impunes y salieran libres por ser de ‘guantes blancos’. Lamentablemente hoy fue lo que pasó”, manifestó el dirigente radical a través de un comunicado.

Pullaro recalcó que a pesar de “tanto prueba contundente”, el presunto líder de la asociación ilícita salió libre “en menos de 72 horas” tras pagar “una fianza de 170 mil dólares cuando se estima que la suma que se apropiaron ronda los 26 millones de dólares”.

“Seguramente los fiscales apelarán la medida ante la Camara Penal para que no se convalide esta resolución que la ciudadanía toma como la impunidad contra la que debemos luchar”, anticipó el ministro respecto del futuro de la causa.






Comentarios