El arquero recordó la propuesta que concretó hace cinco años en cancha neutral.


Mientras la indefinición sobre el clásico rosarino se extiende y la discusión política se dilata, Nahuel Guzmán hizo su aporte desde México para repudiar la violencia en torno al fútbol con un recordatorio sobre el picado amistoso que supo organizar en Villa Banana.

De cara al cruce por Copa Argentina entre Newell’s y Rosario Central, el arquero de Tigres reivindicó la propuesta que lanzó con los militantes de Comunidad Rebelde y otros colegas en octubre de 2013, cuando logró lo que hoy parece una misión imposible y convocó a compañeros y rivales en cancha neutral para enviar un mensaje de paz.

Vengo a proponerles un sueño para el clásico rosarino”, comentó a través de Twitter con la cita del primer discurso presidencial de Néstor Kirchner. Así recordó el quinto aniversario del encuentro que contó con la presencia de futbolistas de la Academia como Sebastián Abreu, mientras los jugadores de la Lepra como Diego Mateo y Hernán Villalba también aceptaron la invitación a patear en el potrero rosarino.

Por entonces el “Patón” ya se había consagrado campeón con el equipo que dirigía Gerardo Martino y desde entonces mantiene una relación estrecha con la organización social que trabaja en Villa Banana. De hecho, tanto el arquero como su colega canalla Manuel “Melli” García oficiaron de padrinos de dicho espacio.

Fotografía: La Capital.




Comentarios