El Gobierno provincial ponderó la actuación de muchas madres para sacar pistolas y otros artefactos de sus casas.


Pasado algo más de una semana del inicio de la campaña de entrega voluntaria de armas en puestos móviles, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe destacó que la iniciativa permitió retirar casi 700 armas en manos de civiles para evitar su uso ilegal.

El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad David Reniero confirmó que la cifra quedó cerca del equivalente del total secuestrado en operativos de calle por parte de la policía. A esto agregó ante la consulta de Canal 3 que en lo que va del año ya se recolectaron 1.400 armas en Rosario.

La ciudad fue la principal destinataria de las pistolas y objetos entregados a cambio de entre 1.200 y 3.000 pesos. En los puntos móviles habilitados allí y en Villa Gobernador Gálvez se recolectaron 395 armas, mientras que otras 200 fueron inutilizadas luego de los trámites de rigor en las oficinas de Anmac (Agencia Nacional de Materiales Controlados).

El director provincial de Control de Armas Lucas Covacich apuntó que los resultados “sobrepasaron las expectativas” pero subrayó que “hay que incrementar ese número” en los meses venideros. “Estamos viendo si se puede desarrollar una semana más esta modalidad”, comentó respecto de las chances de extender la campaña que también abarcó Rafaela mientras la cartera apunta a repetirla en el resto de las ciudades nodales del territorio santafesino.






Comentarios