El gremio del personal sanitario advirtió que requieren más personal y hay problemas de infraestructura.


El incremento de la demanda tras la apertura del área de terapia intensiva es uno de los factores por los que este martes se llevó a cabo un abrazo en el Hospital de Niños Zona Norte para reclamar mayores recursos y defender la salud pública.

La actividad fue organizada por Siprus ante la falta de infraestructura y personal para dar abasto a la hora de garantizar la atención en barrio Alberdi. Al mismo tiempo, voceros del gremio advirtieron que actualmente hay “más de 70 trabajadores con contratos de prestación de servicio” y también padecen la “falta de cobertura de vacantes y reemplazos”.

De acuerdo a datos difundidos por el sindicato, 12 profesionales renunciaron a sus funciones en la guardia en lo que va del año en un contexto en el que otros sectores del efector también se ven perjudicados por la sobrecarga laboral. De esta manera, muchas veces se prestan servicios con menos de la mitad del personal requerido y además se redujo de 31 a 15 la cantidad de camas para internación.

“Los trabajadores nos encontramos en estado de alerta ante el agravamiento del deterioro de las condiciones de vida de la población y su impacto en la salud. La aplicación de políticas de ajuste lleva a un vertiginoso aumento de la pobreza, en particular la de nuestros niños que ronda el 60%”, advirtieron desde Siprus a través de un comunicado previo a la manifestación.






Comentarios