La Academia sumó su tercer partido sin victorias y el Tate aprovechó al máximo los errores del rival.


Unidos por tener como último rival a Gimnasia y Esgrima de La Plata con suerte dispar, Central y Unión se midieron este domingo en Rosario y los santafesinos se llevaron una victoria impensada luego de golear a su anfitrión por 4 a 0 en una tarde calurosa.

La decisión de postergar el cruce con San Martín de San Juan por las elecciones en el club no contribuyó a mejorar la imagen del equipo de Edgardo Bauza. Esta vez la Academia arrancó perdiendo antes del cuarto de hora con un gol de Mauro Pittón y pudo empatarlo minutos más tarde con un cabezazo de Germán Herrera, pero luego se diluyó y el planteo de Leonardo Madelón dio sus frutos en el Gigante.

Un error de Jeremías Ledesma ante un remate cruzado de Damián Martínez le permitió a los rojiblancos ampliar la diferencia a mitad de la etapa inicial. La jugada resultó ser un anticipo del último tanto tatengue, ya que el lateral apareció en el segundo tiempo con otro derechazo similar y coronó así un partido ideal.

En el medio, Franco Fragapane ya había echado por tierra las esperanzas de la remontada canalla antes de los 14 del segundo tiempo, cuando superó al arquero auriazul con una volea de zurda y sembró la incertidumbre en las tribunas del Gigante de Arroyito ante la falta de respuesta futbolística de Central.

De esta manera, los rosarinos sumaron su tercer partido sin ganar desde la derrota con Racing. Unión, en tanto, se puso a cuatro unidades de la Academia albiceleste en la cima de la tabla de la Superliga y ya lleva tres victorias en cuatro partidos.






Comentarios