La resolución también perjudicó al contador Jorge Oneto, otro de los empresarios acusados por fraude millonario.


La Justicia rosarina rechazó este miércoles el acuerdo que había abierto la puerta para que dos de los principales empresarios implicados en la megaestafa inmobiliaria quedaran libres y sin antecedentes condenatorios en relación al caso que se destapó hace casi dos años.

Dos de los tres magistrados que analizaron el escrito denegaron el pedido de sobreseimiento para el gerente de La Capital, Pablo Abdala, y el contador Jorge Oneto. Para ambos el Ministerio Público de la Acusación (MPA) había pedido multas de entre 36 y 54 millones de pesos y en el caso del primero se solicitó una pena de 4 años y medio de prisión.

Un año después, la defensa y la viuda del camarista Ernesto Navarro avanzaron para concretar un pago compensatorio junto con la devolución del campo cuya titularidad habían usurpado. La Fiscalía, por su parte, consideró que correspondía aplicar el criterio de oportunidad para desistir de la acción penal, pero el tribunal planteó una discrepancia técnica al respecto.

Hace casi dos años, el caso tomó estado público a partir de una serie de allanamientos que expusieron a profesionales y empresarios locales entre 11 personas detenidas por otras cinco maniobras similares a las que se sumaron nuevos acusados y fraudes.

La maniobra para operar sucesivamente con la propiedad de Villa Amelia que estaba a nombre de Ana Josefina Luppi también involucró al ex novio de Victoria Xipolitakis, Leandro Pérez, y al empresario Marcelo Basilio Jaef, quien recientemente violó el régimen de prisión domiciliaria al que estaba sometido.




Comentarios