Se trata de operarios que trabajan para firmas contratadas por la automotriz. Ya suman 20 los afectados.


Ante el desplome en la venta de vehículos, General Motors inició un plan de ajuste. En este caso no con su propia plantilla, sino en los contratos de empresas tercerizadas se venían desempañando en la planta de Alvear.

La primera afectada fue la química Haas, que cuenta con 20 operarios desempeñándose en la automotriz. Se habla de suspensiones de cuatro a cinco días por mes, aunque todavía no está definido y será motivo de discusión en una audiencia que se celebrará en el Ministerio de Trabajo provincial la semana próxima.

“Nosotros como sindicato pedimos que se adopte el compromiso de no achicar ni despedir el personal, sobre todo el que está próximo a jubilarse”, sostuvo Rubén Caroselli, secretario general del gremio de Químicos de Rosario, en diálogo con Vía Rosario.

El sindicalista indicó que al parecer Haas no será la única firma tercerizada afectada por GM. “Hay otras empresas de diversos rubros que también están en la misma situación, lo que habla a las claras que este gigante de la industria no está bien. Se comienza con suspensiones y no sabemos cómo puede terminar esto”, planteó.

Las suspensiones en principio comenzarán este mes, con el reconocimiento del 80% del salario bruto, “por lo que no afectará el sueldo de bolsillo”, dijo. “Igual nos mantenemos alerta por si la situación se agrava”, añadió.


En esta nota:

Economia Negocios Titulares



Comentarios