Un segundo conductor que había sido filmado agrediendo a un colega se ausentó de la audiencia imputativa. Piden que se investigue una presunta asociación ilícita.


Imputaron por amenazas a una taxista que había intimidado a otro en la zona de la Terminal de Ómnibus. Un segundo tachero se ausentó a la audiencia en la que se lo iba a acusar formalmente del mismo hecho.

La fiscal de la Unidad de Investigación y Juicio, Juliana González, le imputó a Leonardo I. amenazas coactivas hacia una mujer taxista que suele levantar pasajeros en la misma zona. Se solicitó la prohibición de todo tipo de contacto con la víctima.

A pesar del control de personal de Servicios Públicos en la Terminal, siguen las amenazas y los “aprietes” de quienes manejan la parada de taxis. (Archivo)

El Juez Juan Andrés Donnola aceptó la calificación presentada por la Fiscalía y ordenó la prohibición de contacto. Esta persona seguirá en el proceso en libertad.

Mauro P., otro de los que debía comparecer ante la Justicia, se ausentó y no pudo ser imputado también por amenazas coactivas. Se trata del conductor que había sido escrachado en las filmaciones mientras agredía a otro.

Dársena de taxis de la Terminal de Ómnibus de Rosario. (Google Street View)

La fiscal solicitó que se lo cite nuevamente y se reprograme la audiencia a la brevedad, bajo apercibimiento, pedido que fue avalado por el magistrado.

Las concejalas María Eugenia Schmuck y María Fernanda Gigliani estuvieron en el Centro de Justicia Penal siguiendo el caso y celebraron la imputación.

No obstante, pidieron que se investigue la existencia de una posible asociación ilícita que operaría en la Terminal. “Esa es la cuestión de fondo, porque a nosotras nos siguen llegando denuncias de amenazas que sufren otros conductores”, manifestaron.




Comentarios